Cómo mejorar tus dotes para el baile

Hay momentos en los que al escuchar un ritmo pegajoso tus hombros pueden comenzar a moverse, tu cabeza hace ese típico movimiento de rebote, tus brazos parecieran que quisieran moverse como espaguetis, y tus pies comienzan a imitar el ritmo de la música. Para muchos es inevitable dejarse llevar por algún ritmo en especifico que hace que cualquiera mueva el esqueleto.

¿Pero qué pasa cuando tus ganas de bailar son mas altas que tus habilidades para el baile? ¿Qué pasa cuando tienes “dos pies izquierdos”? ¿Qué es la danza? Seguramente te quedas sentado y vez como los otros salen a la pista, mantente calmado, no es una enfermedad incurable o algo así, lo único que necesitas es mejorar tus dotes de baile.

Cómo comenzar a moverte con ritmo

Lo primero, es perder la pena, tener mas confianza en ti y en tus movimientos, al principio será un poco incomodo sentirse observado en cualquier lugar donde quieras moverte divertidamente incluso estando solo, esto es normal, y es conocido como miedo a hacer el ridículo, pero lo mas seguro es que los bailarines mas talentosos comenzaron como tú, con pena. Así que ¡cero vergüenzas!

Un consejo para quienes no tienen mucho tiempo libre, o todavía no se siente muy seguros de sus movimientos, es observar detenidamente a otras personas bailando, tratar de memorizar sus movimientos y pasos, no es necesario que sea en vivo, actualmente en la web existen decenas de millones de videos de todo tipo de baile.
Apóyate en las nuevas herramientas

Hablando de videos en la web, muchos de ellos son clases de bailes donde puedes aprender desde tu casa dedicando una hora al día o más, poco a poco te darás cuenta que tus movimientos serán más fluidos y te sentirás mas a gusto con el ritmo de la música.

Apúntate a alguna clase

Si vives en un centro urbano será más fácil encontrar clases de baile en el ritmo que quieras. Las clases de baile presenciales tienen la ventaja que serás observado en tus defectos y tu profesor te dirá como puedes mejorar tus movimientos, además puedes aprovechar las clases para interactuar con otras personas que también están aprendiendo a moverse.

Sal de fiesta

Ciertamente las clases no son excesivas, después de todo la práctica hace al maestro y qué mejor manera de practicar que moverte en la pista de baile y ver a los otros bailar, evitando alcoholizarte puedes llevarte unos pasos de baile nuevos a tu casa.

El baile es una de las expresiones de la humanidad más antigua y más divertida que existe, y si ya sabes algo o no sabes nada a cerca de el baile, sea el ritmo que sea, anímate a aprender, quizá seas el próximo Michael Jackson o la próxima Britney Spears.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *