Los deberes de una zona

La Ciudad de México es un lugar donde las cosas evolucionan y revolucionan con mucha frecuencia.

A lo largo de nuestra historia, la importancia de las zonas cambia, así como su valor habitacional, comercial e industrial.

Al escoger una zona donde vivir, nosotros debemos tener en cuenta varios factores que puedan hacer nuestra vida más fácil.

zona-habitacional

Además, debido a la enorme población con la cual contamos en la Ciudad de México, es necesario intentar salir de nuestra zona lo menos posible, para reducir el pesadísimo tráfico al que nos enfrentamos el día de hoy.

Si es que algún día podemos lograr un modo más segmentado de vida, entonces nuestra existencia en la gran metrópoli será  sin duda alguna de mucha mayor calidad.

Una buena zona debe de contar con los siguientes atributos :

ÁREA COMERCIAL 

Es un hecho, debido a nuestra enorme necesidad y deseo de consumo, que la zona donde vivimos cuente con un centro comercial, que ofrezca recreación y comercios, para de este modo no buscar esos dos factores en cualquier otra zona.

ÁREA DEPORTIVA 

El deporte es un aspecto crucial y vital en el desarrollo humano, ya que la falta de éste nos puede conducir a enormes problemas, como la obesidad y la diabetes. La Ciudad de México, siendo el titán que es, no ofrece mucho libre acceso a zonas deportivas, es por eso que somos el segundo lugar del mundo con más obesidad.

ZONAS VERDES 

Muchas veces, debido a nuestro acelerado ritmo de vida, ignoramos qué es aquello que nos da vida a nosotros y a nuestros seres queridos. Los árboles son una pieza base de la supervivencia y bienestar humano, ya que son estos gigantes verdes los que nos dan vida y energía.

ÁREAS INDUSTRIALES

Los espacios para invertir y trabajar también son fundamentales. Lo ideal es que los parques y naves industriales se construyan en las afueras de las ciudades, pero a una distancia razonable, para facilitar los traslados.

naves-industriales

DISTANCIAS CORTAS 

El tener distancias cortas en nuestra comunidad es muy difícil, ya que la Ciudad de México es una muy mal planeada. Sin embargo, sí hay una que otra zona donde es posible caminar a los lugares en vez de tomar trasporte público, taxi o nuestro propio auto.

En México, la mayoría de las personas no acostumbran a caminar, es por eso que la gente camina de manera tan lenta y muchas mujeres sufren de las famosas várices, cuyos efectos son muy incómodos y pueden dejar a una persona en silla de ruedas si así lo permitimos.

BASUREROS 

Una buena zona debe de contar con una amplia variedad de botes de basura, ya que de lo contrario, las personas no tienen ni el tiempo ni el deseo de buscar un lugar en el cual depositar la basura.

La Ciudad de México se ha convertido en un verdadero caos, debido a la falta de planeación por parte de sus gobernantes y cooperación de nosotros, los ciudadanos, para hacer algún cambio.

El cambiar lo ya hecho y la cadena genética urbana es tan difícil como separar a unos huevos ya revueltos; sin embargo, se deben poner todas las energías nacionales en la creación e implementación de nuevos proyectos.

Vivir a lo grande en espacios pequeños

En todo el mundo hay ciudades que no paran de crecer y esto se debe a que la población tampoco deja de hacerlo. Si bien algunos países comienzan a resentir el envejecimiento de la población y la disminución en el número de nacimientos, basta pasear por las calles de las principales capitales del mundo, para pensar que no nos estamos haciendo menos.

Fenómenos como la concentración de los medios productivos y económicos tan sólo en ciertas regiones, y los movimientos migratorios que se derivan de ello, son igualmente responsables de que algunos lugares se encuentren sobrepoblados.

departamentos

Lo anterior impacta diversos ámbitos de la organización social y la vida comunitaria. La vivienda es uno de ellos y en muchas ciudades enfrentan ya problemas de insuficiencia y escasez. Entre las distintas soluciones que se han ensayado para superar dichos problemas, está el diseño de espacios habitacionales pequeños, que integren todos los servicios e instalaciones necesarios para vivir, aprovechando al máximo los metros cuadrados disponibles.

Los departamentos tipo loft o de un solo ambiente son un ejemplo de dicha estrategia. En este tipo de viviendas, lo que podrían ser una o dos habitaciones de un departamento más grande, se habilitan para crear un ambiente en el que una persona, o incluso una pareja, pueda instalarse cómodamente.

Los espacios pequeños pueden resultarnos muy limitados al momento de emprender proyectos como la decoración o el amueblado. De no elegir los elementos adecuados, se corre el riesgo de perder valiosos centímetros y terminar con una sensación de claustrofobia. Sin embargo, con una correcta planeación, podemos conseguir que el lugar sea realmente acogedor.

A continuación compartimos algunas prácticas que les ayudarán a vivir a lo grande, por más pequeño que sea el espacio.

espacios-pequenos

1. Medir todo

Tratándose de un departamento pequeño, cada centímetro cuenta. Por ello es importante que antes de comprar o trasladar muebles, alfombras, tapices y cortinas, se tenga una idea clara del espacio con que se cuenta.

Midan el alto, largo y ancho de puertas, ventanas, habitaciones y nichos. Tomar medidas no sólo les permitirá elegir muebles y accesorios que sí pasen por la puerta y quepan en los lugares destinados; también les descubrirá nuevas oportunidades para ambientar su hogar. Si tienen techos altos, por ejemplo, pueden construir un tapanco e instalar el dormitorio en la parte superior.

2. Planear la distribución del espacio

Pueden hacerlo en papel o con ayuda de una app para diseño de interiores. Lo importante es que cuenten con un apoyo visual para lo que quieren hacer. Si planean algún tipo de construcción, lo mejor es asesorarse con un profesional desde el momento de trazar los primeros planos. Pero aún si sólo se trata de colocar los muebles y decidir qué irá en cada lugar, lo mejor es llevar un registro de todo, para que ninguna idea importante se pierda en el olvido.

3. Seleccionar mobiliario práctico y funcional

El primer paso para elegir el mobiliario es identificar lo que realmente se necesita. Esto no implica sacrificar el aspecto estético, pero tampoco pueden darse el lujo de ocupar el espacio con algo que no usarán.

Los muebles plegables o convertibles son excelentes opciones para aprovechar al máximo cada centímetro, tener todas las comodidades necesarias y ocultarlas cuando no las usen. Visiten una fábrica de sillas plegables y busquen este tipo de muebles, así como mesas expandibles y un sofá cama. Hoy en día pueden encontrar diseños muy prácticos y modernos.

4. Usar colores y elementos decorativos que den efecto de amplitud

Sabemos que los colores claros proyectan mejor la luz y dan una sensación de amplitud. También pueden recurrir a elementos como biombos, libreros o anaqueles, para dividir espacios al tiempo que organizan sus cosas. Además, este tipo de recursos ayudan a crear varios ambientes en una sola habitación, con lo cual percibirán el departamento como si fuera más grande.

Una zona con carácter de ciudad

La Ciudad de México es un lugar cuyo mejor adjetivo para describirle es caos.

La nueva Tenochtitlan se ha convertido en un verdadero enjambre de avispas, donde cada callejón, calle, avenida y bulevar están al tope, creando así un sin fin de coágulos de tránsito.

contaminacion

Hoy en día, a diferencia de hace tan solo un par de décadas, la ciudad de México se ha convertido en una de las más contaminadas del planeta tierra.

La contingencia incontrolable trae consigo una bomba de tiempo, cuya explosión es inevitable.

La mala calidad del aire hace de los pulmones una bolsa se humo sin salida y cuando muy severa, acaba con el tejido pulmonar como el fuego con el plástico.

La contaminación afecta también fuertemente a la productividad y estado de ánimo de las personas, ya que la falta de oxígeno y el aumento del bióxido de carbono producen cansancio y sueño en la población.

Existen varias medidas que se pueden tomar, como el reciclaje, no tirar basura en la calle y tratar de mantener nuestros alrededores como mantendríamos la sala de nuestra casa.

Sin embargo, hay una medida que a mi parecer es la mas adecuada para reducir el tráfico y consecuentemente la contaminación del aire.

Dicha solución es vivir, comprar y operar en una misma zona, tal como es el caso de Polanco.

polanco

Polanco es un proyecto que se ha venido construyendo desde la década de los 30, que consiste en la creación de una pequeña ciudad dentro de otra más grande.

Polanco cuenta con varios parques, donde se es posible caminar con los niños, pareja o familia. Hay un enorme número de restaurantes y zonas turísticas, incluyendo la gran avenida de Presidente Masaryk, nombrada en honor del presidente checoslovaco.

Yo soy una persona que se ha preocupado mucho por el tema ambiental en la Ciudad de México y he intentado ayudar de todo tipo de maneras.

Sin embargo, la conciencia social en la Ciudad de México aún está muy verde y el deseo por mejorar yace en el corazón de muy pocos.

Al darme cuenta de que mis esfuerzos pasaban siempre desapercibidos, decidí actuar de una manera individual, sin tener que depender, para alcanzar algún impacto, de personas externas, cuya voluntad jamás será devota a la causa ambiental en nuestra ciudad.

Mi solución consistía en cambiarme a una zona que lo tuviera todo y de donde no tuviera que salir ni usar el automóvil para nada.

Al pensar en muchos lugares de la ciudad, decidí finalmente irme a Polanco y no salir de ahí por ningún motivo.

Algo que ayudó mucho fue que mi familia contaba ya con un apartamento en una de las calles más antiguas de Polanco, aunque éste estaba en ruinas.

Sin embargo, de las ruinas se pueden hacer maravillas, por lo que me di a la tarea de remodelar el apartamento por los siguientes seis meses.

Para esto, compré muebles modernos y papel tapiz de que combinaran con los mismos de un modo armónico.

A su vez, adapté una de las habitaciones  en un cuarto de pensamiento, donde se entrara exclusivamente para pensar y reflexionar en los asuntos de la vida.

Finalmente, invertí muchas de mis energías en una biblioteca alfombrada, con una alfombra verde botella oscura, donde tengo una colección de más de tres mil libros.

No he salido de la zona en tres años.

Las mejores zonas para vivir en la Ciudad de México

La Ciudad de México es un lugar muy antiguo, donde mucho ha existido, mucho nace y mucho se va.

Los bienes raíces han cambiado a lo largo del tiempo en la Ciudad de México, debido a su increíble crecimiento que nada más no para.

En la Ciudad de México existen varias zonas buenas para vivir, debido a la fuerte inversión en el glamur que nuestra ciudad ha tenido.

lomas

Por más que México es un país pobre, ya que la correcta distribución de las ganancias no existe en nuestro país, al mexicano que puede, le gusta vivir de una manera digna de impresionar a un sultán.

Esto es algo que viene desde los tiempos virreinales, cuando aquellos pertenecientes a la nobleza novohispana se hacían casas y palacios que hasta el mismo rey de España llegó a envidiar, tan es así, que el mismísimo Hernán Cortés fue arrestado y condenado en España, y se dice que la verdadera razón de esto fue que el Rey escuchó de la hermosa hacienda de Cortés en Cuernavaca.

Es un hecho que hay una herencia importante de esta maestría para los lujos en el México de nuestros días.

A continuación presentaremos un breve resumen las zonas más lujosas de nuestra gran ciudad:

POLANCO

Polanco es una de las zonas más hermosas y glamurosas de la Ciudad de México, ya que en realidad no es una zona, sino una pequeña ciudad dentro de una más grande. Polanco es un proyecto que se viene construyendo desde los años 30, por diferentes comunidades de inmigrantes, diseñada para  tener aquí el glamour que tenían en sus patrias.

Es una zona muy completa, ya que cuenta con los mejores restaurantes, como los lugares de comida japonesa en Polanco, las mejores tiendas, como el “Palacio de los Palacios”, y un coctel de personas de todo el mundo, viviendo y trabajando en ella.

LOMAS ALTAS

Lomas Altas es una pequeña zona que posee las mansiones más impactantes del país y probablemente está en las top tres del continente americano, incluyendo Estados Unidos y Canadá.

Por lo general, en esta zona viven no solo millonarios, sino billonarios de talla mundial, reconocidos internacionalmente desde hace décadas.

BOSQUES DE LAS LOMAS 

Bosques de las Lomas es una zona donde abundan los centros comerciales, deportivos, oficinas de primer nivel, así como impactantes mansiones costeando las serpentinas calles de la zona residencial. Una de las más grandes ventajas de esta lujosa zona es el hecho de que nunca será sede ni parte de la trayectoria de ninguna manifestación, por lo que uno siempre pude caminar tranquilamente sin ningún problema.

LA CONDESA  

La Condesa es considerada como la zona intelectual y bohemia de la Ciudad de México,    donde habitan todos los artistas alternativos y aquellos inconformes con el sistema. Sin embargo La Condesa era en los años 50 la zona más glamurosa del país. Por supuesto, sigue teniendo viejas mansiones, ideales para un cortometraje de Film Noire o para una novela gótica del siglo XIX.

ZONA ESMERALDA 

Zona Esmeralda se ha convertido en un boom de bienes y raíces, ya que cuenta con aquello que es más valioso para cualquier capitalino, que es la seguridad, además de contar con centros comerciales de vanguardia y fraccionamientos dignos de cualquier revista.

Un primer acercamiento

Complejo de edificios Al Raha Beach    Abu Dhabi, (Emiratos Árabes Unidos) 2007 - Foster and Partners

No es necesario conocer demasiado de construcciones para poder admirarnos de edificios imponentes, rascacielos majestuosos y monumentos increíbles. La arquitectura se define como el arte y la técnica de proyectar, diseñar y modificar el hábitat humano. William Morris, fundador de Arts and Crafts (movimiento artístico originado a finales del siglo XIX) dijo: “La arquitectura es el conjunto de modificaciones y alteraciones introducidas en la superficie terrestre con objeto de satisfacer las necesidades humanas, exceptuando sólo el puro desierto”.

Así es como desde tiempos antiguos el hombre vive modificando su entorno para poder establecerse y satisfacer sus necesidades. En el antiguo Egipto, el arquitecto y constructor Imhotep diseñó la pirámide escalonada de Saqqara. Ictinos y Calícrates fueron los arquitectos del Partenón, templo de la diosa griega Atenea. Filippo Brunelleschi fue el arquitecto de la cúpula de la Catedral de Florencia. Gustave Eiffel, su nombre lo dice: la torre Eiffel de París. Norman Foster, arquitecto de siete aeropuertos en el mundo, entre ellos el de Kuwait.

La lista es muy extensa, pero aún más lo es la creatividad. En la actualidad, la arquitectura se apoya de muchas disciplinas para lograr sus más grandes propósitos. La ingeniería va de la mano y dentro de ella también hay muchas habilidades y técnicas científicas envueltas. La ingeniería y la arquitectura son ciencias multidisciplinarias.

Además, no debemos dejar de lado que las más grandes firmas de arquitectura siempre tienen un gran equipo detrás. La firma puede llevar el nombre del arquitecto, pero para que un proyecto sea haga realidad hay cientos y miles de personas brillantes y capaces que dan lo mejor de sí.